domingo, 26 de febrero de 2017

Un post de Huevos.



Hola Amigos, Soy Coco. 




Esto es un Huevo Kinder




Y esto son Huevos Chocotreasure




El huevo Kinder tiene un  pequeño juguete dentro






Y el huevo Chocotreasure tiene un pequeño juguete dentro




Parecen iguales, pero uno de los dos no se puede vender en USA


¿Sabéis por qué?



La ley americana prohíbe cualquier producto no alimentario dentro de un alimento.



Así que Kinder Sorpresa está totalmente prohibido en Estados Unidos.



Entonces, ¿por qué Chocotreasure no?




¿No lo habéis visto en las otras imagenes? En esta quedará más claro.



Así es amigo. Chocotreasure contiene un huevo completo pero que sobresale de su envoltura, de esa forma el juguete "no está dentro" del alimento por lo que no incumple ninguna ley.



TLDR Eso es todo amigos, ya sabéis, hecha la ley, hecha la trampa.

domingo, 19 de febrero de 2017

¿Pero qué es la Tartracina?


Vale, con el post de Pringles os dejé con la miel en los labios acerca de qué es la Tartracina. Además diserté mucho de temas econo-empresariales así que hoy intentaré enfocarme en la vertiente más técnica.

Primero, la Tartracina es un colorante que se obtiene por síntesis del petróleo. Es la ruta más económica, pero hay otras.

Segundo, la FAO indicó en el año 1964 que la dosis oral máxima diaria era de 7.5 mg por kg de masa corporal. Desde entonces no se ha movido este parámetro hasta Junio del 2016 donde pasó a ser 10mg por kg corporal por día.

Tercero, en un producto alimentario que contenga Tartracina, su dosis por litro o kilogramo de producto variará entre 0,001g y 2,5mg de Tartracina (no más).

Cuarto, si comes 1kg diario y bebes 3 litros diarios y supongamos que todos ellos contienen Tartracina a su máxima dosis, pues como mucho te estarás tomando 10mg  de tartracina diaria. Es decir, que sería el límite diario que establece la FAO.

Pero realmente su dosis siempre será menor así que has de comer mucho y muy mal para llegar a saturarte de Tartracina. Y ni así.

Aprovecho para recordarte que tengo un post sobre el máximo consumo posible http://kovko.blogspot.com.es/2016/04/limite-de-consumo-en-alimentacion-lca.html

Además, siento decirlo, pero considero que la Tartracina es una necesidad. Y digo esto porque todos los colorantes son jodidamente complicados de utilizar, sobre todo si buscas un equilibrio en cuanto a su estabilidad y precio. Pero la Tartracina es de los pocos que lo cumplían, era un producto bastante estable, incluso con temperatura y además muy asequible económicamente. Por eso se usó a mansalva en productos alimenticios, principalmente en confitería y bebidas. No se degradaba con el calor, ni el tiempo, ni la luz. Era estable en combinaciones con otras moléculas y a rangos altos de pH… bla bla bla. Era perfecto.

Y ahí viene mi duda. Pero era barato.

No sé, cuando algo empieza a no ser rentable, empiezan a aparecer grandes estudios atacando a su peligrosidad, ya lo dije de los CFC’s, y ahora lo mismo con la Tartracina.

Bueno, da igual. La realidad es que además, colorantes alimentarios de color amarillo y que sean estables en polvo solo hay la Tartracina y para de contar. Por eso es difícil que lo sustituyan en las Pringles cheddar. (He dicho difícil, no imposible. Seguro que ellos ya saben cómo sustituirlo, pero les quitaría beneficio)

La Tartracina se lanzó al mercado a principios del siglo pasado (yes, antes de la Gran Guerra) y ya entonces existían estudios acerca de su potencial alérgico, pero debido a su baja dosis, se permitió su uso ya que no reportaba problemas. 

Aquí abro un pequeño inciso. La vainilla natural es bastante alérgica (y doy fe porque lo he sufrido)… ¿y a que todo el mundo piensa que es buena? Pues eso, todo tiene una dosis donde su uso es bueno y una dosis donde su uso es malo.

Inciso 2: no confundir la Vainilla natural con la vainillina. Yo soy alérgico a la natural, no a la artificial.

También se sabe que la Tartracina produce urticaria a concentración de 0,01%... pero vamos a ver… si te pones ácido cítrico puro o el ortofosforico de la Coca-Cola la palabra urticaria queda corta… 

Más datos curiosos

Los estudios más relevantes sobre la toxicocinética de la Tartracina fueron realizados en la década de los 60 y desde entonces no había habido más publicaciones (de ahí salio su dosis máxima en el año 64 no modificada hasta el 2016). 

En el 2009 se revaluó su toxicidad crónica y se encontró en 2011 que si se excedía la dosis de la FAO (que en ese momento era 7,5mg por kg corporal y día) se daba un proceso de neurotoxicidad… repito, esas dosis comparadas con agua es como si dijeran que si metes un humano en una piscina cerrada al cabo de varios días se ahoga.

La genotoxididad también se encontró a partir de 2000mg/kg y día (persona en el mar) y  la carcinogeneticidad a partir de dar 5% de alimentos al día (persona sin oxígeno muere, mierda, no lo sabía).

En el 2009 se asocia la Tartracina a la hiperactividad, pero, de nuevo, ese efecto está documentado desde 1920. No hay estudios profundos que puedan dar luz a esta afirmación, pero sinceramente, como este ingrediente se usa en alimentos altamente azucarados, da igual que lo sea o no ya que el azúcar va a tener más efecto.

En resumen

You deserve Potassium
Lo siento, desde mi punto de vista no es más peligroso que pisar una pieza de lego. Sus dosis máximas fueron establecidas con buen criterio y se han revaluado sin verse afectadas claramente por ningún estudio. Pero hoy en día el mercado manda, y si hay una tendencia a eliminar el producto, pues se eliminará. No hay más remedio. ¿O acaso España se hizo rica con el nuevo mundo exportando tecnología? Noooo. Religión. Las brujas siempre venden. Ya me callo que empiezo a despotricar y no paro… Cilicio, cojo mi cilicio eco y lo apreto hasta el agujero bio. Dale, dale, calla, mmmggghhh.

Otra pequeña reflexión acerca de la necesidad de la Tartracina. Cuando descompones la luz obtienes todo el espectro visible, por lo tanto con un haz de luz y un cristal es relativamente fácil obtener cualquier color.

Pero cuando quieres poner colores a los alimentos, el color se reduce a usar aquellos ingredientes o combinaciones de éstos que son capaces de absorber todos los colores menos el que quieres. Vamos, que es muy complicado jugar con colores en alimentación. Y sí, por supuesto hay empresas expertas sólo en este sector y coloristas que se dedican todo el día a buscar el color perfecto para tus productos. Es un gran mercado (pero el de pinturas industriales es más fácil que el de alimentación)

Total, que falta un sustituto viable económicamente.

Si eres químico y quieres meterte en el mundo de la alimentación aquí tienes un nicho de mercado que explotar. Ánimo.


TLDR: En serio, no voy en contra de la gente ni a favor de las multinacionales. Al contrario, las multinacionales usan el temor de la gente para sacar más pasta. Y es vuestra culpa. 

domingo, 12 de febrero de 2017

Pringles y la Tartracina


Bueno, parece que este tipo de artículos que ligan un producto con un ingrediente tiene bastante éxito, así que vamos a repetir la fórmula de Just Calm.

Hoy tocará hablar de otro ingrediente, que por decisión autopopular va a ser la Tartracina. Recuerda que puedes votar o dejar algún comentario acerca de tus intereses.

La Tartracina es ese gran colorante que las madres buscan desesperadas en los envases para evitarlo. Y realmente su desuso va en aumento pues en España, en el primer semestre del 2016 hubo 23 lanzamientos de productos que llevaran este ingrediente y en el último semestre sólo 7. ¿Casualidad o estacionalidad?

Ahora sólo me faltaba elegir un producto que lo contuviera y que se estuviera vendiendo en el mercado. Como la otra vez hablamos de JustCalm como un producto “junior” digno de “empresarios amateurs que quieren jugar a la alimentación” pues hoy he elegido al opuesto, un producto Senior, de esos que da reparo mirarlo a los ojos. 

Así que hoy tocará hablar de las Pringles Cheddar.

  •  Empresa: Pringles
  •  Marca: Pringles queso Cheddar
  • Tipo: Snack de patatas
  • Formato: 169g en cartón multilaminado.
  • Tiendas: Ulabox.
  • Precio: 3.30€
  • Ingredientes: Potato (Dry), Vegetable Oils (Vegetable Based) (Corn Oil, Cotton Seed Oil, Soybean Oil (Soybean Oil Derived), Sunflower Seed Oil), Corn Starch, Cornflours (Degerminated), Rice Flour, Maltodextrin, Mono- and Di-glycerides of Fatty Acids, 2% or less of (Salt, Glucose, Coconut Oil (Coconut Oil Derived), Whey, Monosodium Glutamate, Onion Powder (Powdered), White Sugar (Sugar Based), Cheddar Cheese (Milk, Salt, Cheese Cultures (Bacterial Cultures), Food Enzymes), Blue Cheese (Milk, Salt, Cheese Cultures (Bacterial Cultures), Food Enzymes), Lactic Acid (Food Acids), Skim Milk (Skimmed), Flavouring Substances (Natural), Artificial Flavouring Substance (Artificial), Citric Acid (Food Acids), Butter, Sodium Caseinate, leavening extract, Disodium Inosinate, Disodium 5'-Guanylate, Butter Milk, Tartrazine, Sunset Yellow FCF, Tartrazine, Sunset Yellow FCF, Glucose)
  • Valores energéticos: Per 28g serving (6 servings per pack): Calories 150kcal (of which Calories from fat 80kcal), Fat 9g (of which Saturated Fat 2.5g, Trans Fats 0g), Cholesterol 0mg, Sodium 190mg, Carbohydrate 16g (of which Dietary fibre <1g, Sugars <1g), Protein 1g


¿Patentes? ¡Patentes everywhere!

Éste producto tiene más patentes que el Empire State Building. Es una barbaridad. La primera de ellas fue creada en el 1995 por Procter & Gamble respecto al método de fritura del snacks de patata con bajo contenido en grasa. Tened en cuenta que Pringles era antes propietaria de P&G que fue adquirida en el 2012 por Kellogg’s, y puede que aun tengan que pagar Royalties de uso de las patentes a P&G. Es decir, que P&G cobra sin tener que fabricar. ¿Veis como la alimentación es un gran negocio?

Si os habéis leído mis artículos previos de la Coca-Cola, con las Pringles ocurre exactamente lo mismo. Esta fórmula está protegida y patentada, y si te lees la patente, es todo un cúmulo de despropósitos sobre variables tan grandes que engloban procesos genéricos.

Un ejemplo de la última patente ligada a Pringles, dice: “from about 0.5% to about 6% of emulsifier may be added to the dough compositions as a processing aid.” Joder, podrían definirlo mejor. Pero claro que no lo harán, de esa forma tienen herramientas legales para atacar a cualquier posible competencia.

La legislación de las patatas.

Hay una tarifa especial para las patatas fritas, con un impuesto especial bastante elevado.  Y ahí está el truco de Pringles, porque Pringles no es una patata. Es un molde de masa con algo de patata tal que su fórmula no logra que tenga que cumplir la reglamentación de patatas fritas… ¿esto qué quiere decir? Pues menos impuestos, no menor precio, pero sí más beneficio. Oye, pero ¿Y lo buenas que están?

¿Pero por qué usan Tartracina?

Rápidamente, porque es el único colorante amarillo estable en polvo. Lo demás  es caro o inestable.

Respecto al producto, al igual que hay un concepto Detox, también lo hay “Intox” o indulgence. Estas dos palabras marketinianas significan “A tomar por culo la dieta, así que dame candela nena”. Y las multinacionales lo saben.

Como he dicho, la Tartracina es un colorante estable con una muy buena respuesta en alimentación (me refiero a que no se degrada ni hace cosas raras y la puedes usar en multitud de productos) por lo que para logar ese color chillón es obvio que, pese a lo mal visto que está aún necesitan usarla. 

¿Pringles quitará la tartracia? Si, por supuesto. En cuanto la ley lo prohíba, mientras tanto y mientras sus indicadores económicos no digan lo contrario, ahí seguirá. Porque recuerda, este producto está hecho para la gente que quiere tomarse algo “malo”, no algo bueno. Así que no miraran mucho la etiqueta.

Otra duda , si aún había mercado para Pringles...  ¿Por qué  P&G se lo vendió?  Puede que P&G eligiera descontinuar parte de alimentación que en el fondo es mucho volumen y poco precio para dedicarse más a cosmética y derivados, que a fin de cuentas hay más valor añadido (en el fondo no cuesta mucho más hacer un pote de crema que un litro de Coca-Cola, quizás 4 veces más… pero eso es poco ya que el margen de beneficio de la crema será 20 veces más que el de la Coca-Cola.)

Pues bueno, mi opinión es que viendo la recesión en el 2012 y cierta tendencia a beneficios en otros sectores, P&G eligiera vender la marca, y Kelloggs que es el rey del control de cereal decidiera apostar por ella ya que podía abaratar costes (y ganar más). Realmente Kellogs ha ido incrementando sus ventas desde 2013 un 3,6%, que eso es mucho.

Sinceramente, para un mercado consolidado, un 2% es un éxito.
Total, que considero que la apuesta de Kelloggs de quedarse la marca no debió ser nada mala.

¿Pero qué es la tartracina?

Uff, cada día curro más y el objetivo de este blog es desahogarme, no de enseñar. Así que lo dejo para la siguiente semana…


TLDR: Pingles es a las letras del tesoro lo que Kelloggs es a los grandes bancos. Es decir, un valor que da rentabilidad anual si los clientes meten pasta en él. Tú eres el cliente. Tú eres el mercado.

domingo, 5 de febrero de 2017

Te llevas la Palma.

El intento de Cuba de explotar el azúcar en los años 60 supuso un empobrecimiento de la isla porque, entre otras cosas, tuvieron que aumentar su deuda exterior para obtener tecnología que no disponían. Y cuando Rusia les facilitó todo, resulta que el precio del “monocultivo” fue decreciendo. Realmente Fidel quiso industrializar su país pero la falta de un crecimiento orgánico ocasionó un deterioro económico importante para Cuba.

Otro gran fracaso del monocultivo fue en China, también en los años 60, donde exportaron la mayor parte de su producción de cereal a Rusia. Lo que fue visto por Mao como un éxito pronto demostró ser un fracaso ya que a Mao se le había ocultado que la cuota de cereal que recibían la población china, y ésta cuota eran insuficiente, debido a plagas y otras causas, y el país sufría una hambruna total. Este hecho degeneró en la Revolución Cultural para purgar a los “mentirosos del partido” que no fue más que una purga a gran escala (ríete del holocausto). La historia es más larga y compleja, pero realmente el factor de explotación agraria fue uno de los detonantes de ésta revolución.

En Rusia, hará cosa de 10 años, eliminaron gran cantidad de viñedos para dedicarlos a otros cultivos de crecimiento más rápido y beneficioso, pero debido a las tendencias del mercado, resultó que quien creció más fueron las uvas y sus derivados. Y claro, las viñas tardan en crecer. Y encima cerraron la frontera a las importaciones. Adivina qué vale más que el oro en Rusia.

Y en España tenemos el caso de la Cochinilla, que casi la erradicamos y hoy en día vuelve a ser un producto que da grandes beneficios.

Pues eso, no existe un mercado estable ni un cultivo beneficioso. La humanidad quiere maximizar su beneficio y esto es debido a las tendencias de consumo, no a las decisiones de las multinacionales. O puede que sí que dependa de sus decisiones, porque el mercado es un pez que se muerde la cola. No se puede echar 100% la culpa a “los de arriba” acerca de la deriva de los mercados, si no que la “los de arriba” también responde a los estímulos de los consumidores, que a la vez se dejan influenciar por las ideas de la “los de arriba”.

Y llegamos a la Palma. Hoy en Europa hay un clamor contra el consumo de Palma por temas de explotación de la mano de obra agraria en países productores y por la deforestación y por su posible relación con cáncer.

A ver, seamos razonables.

1. La necesidad de Palma se origina con la necesidad de eliminar las grasas Trans.
2. Las grasas Trans se originaron con la necesidad de bajar costes.
3. Los costes bajos se originaron con tu necesidad de llenar la bolsa con esas cosas que te gustan tanto comer.
4. Te gusta comer esas cosas porque están buenas y son baratas porque llevan Palma.
5. Y los países tercermundistas, que son los únicos que pueden fabricar esta materia a bajo coste, deforestan para plantar palma a mansalva para que tú puedas tener productos buenos de sabor a bajo coste.

¿Y eso es culpa de la Palma?

No nos engañemos. 

Esto no es culpa de la Palma. Si mañana logras o logramos erradicarla, pues estos países cultivaran otras cosas por lo que la explotación agraria masiva y la deforestación están garantizadas. Y si les metes aranceles a esos países por “deforestar” pues ocurrirán varias cosas, a saber: más desestabilización, más pobreza, más explotación de los trabajadores, más inseguridad, menos derechos…

Vamos, que si dejas de comprarles, les jodes. Y si compras, les jodes. Así que olvídate de rasgarte las vestiduras en contra del aceite de Palma y de clamar por su prohibición. No sirve.

Pero bueno, eso nos deja con una duda… ¿Qué hacer? 

...

Yo qué sé.
No soy una ONG,

Es que parece que cuando lees un blog o un artículo o un diario el escritor es la fuente de sabiduría que puede solucionarlo todo. Pues yo digo que no lo sé, que hagas lo que quieras o lo que consideres. Porque hagas lo que hagas, perjudicará a alguien. Fijo.

Lo que sí que te puedo decir es que el cambio empieza en nosotros mismos (que frase más bonita digna de blog de mujeres)  por lo que cada vez tengo más claro que requerimos de un consumo responsable que cumpla los siguientes puntos (en serio, que alguien saque a mi lado femenino de mi mente):
1. Comer menos: no significa adelgazar, significa comer lo adecuado cada día sin pasarnos.
2. Comer productos de más calidad.
3. Comer productos cuanto más locales y cercanos  mejor.
4. Elimina porquerías, elimina snacks, panadería y el máximo posible de alimentos procesados.
5. Come verduras, cereales, carne, pescado, huevo. Comer variado.
6. Comer Sano®. Nunca he entendido esta frase, yo creo que esta frase debe de estar registrada porque todo alimento produce cáncer… si no, ¿de qué se alimenta el cáncer? Pero bueno, lo dicho, todo es malo en exceso.

Y esos son mis principios. (Y si no le gustan... por un módico precio tengo otros)

Y sinceramente, estos puntos no los cumplo. (Sí, he dicho que no los cumplo, no es un error, y sigo vivo (al menos cuando hice este post))


TL:DR es tu culpa y lo sabes.
google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html