domingo, 29 de enero de 2017

Reflexiones sobre los edulcorantes

Edulcorantes hay muchos y de muchos colores, desde los desconocidos mogrosidos, pasando por el lucero del alba de la Stevia, hasta el desmitificado Aspartame.

Parece curioso pero estos tres casos demuestran el ciclo de vida de un producto. Algo novedoso poco conocido, algo innovador que va a ser la solución mundial, algo consolidado que ha quedado obsoleto y es reemplazado por los jóvenes poco a poco porque dicen que ya no mola.

Bueno, todo lo que leáis sobre edulcorantes es falso, incluido este artículo, incluido este blog. No digáis que no os advertí. El consumo se basa en una batalla de mitos y leyendas, titanes contra dioses del olimpo que se tiran rayos y leyes y que los humanos sólo podemos observar y crear templos alabando al que creemos que es más bueno para nosotros.

Pero todo es mentira, tanto los titanes como los dioses son egoístas, y sólo quieren tu atención, tu tiempo, tu consumo, tu cartera. Ellos existen porque tú existes. Y en el fondo no existen, es todo una invención de otros humanos para sacarte la pasta.

Basta de hablar de religión, volvamos a los edulcorantes

¿Quién es el bueno o el malo de la peli? Pues es como un guion de cine, ¿sabes? Lo han hecho para qué creas que el malo es el otro pero en realidad… joder basta de similitudes.

Piensa lo que quieras, cree lo que quieras. Encontraras 100 artículos a favor y 100 en contra. Si hay mucha tendencia favorable será 200 a 20 y si no 20 a 200. No existe una realidad, existe un mercado. Y tú participas en él. Si tu país produce una materia prima, en tus noticias dirán que esa materia es la mejor del universo y habrá miles y miles de articulo alabando. Si tu país se ve perjudicado por un producto de importación, dirán que es malo y habrá cientos y cientos de artículos en contra

¿No me crees?

Tres palabras

Aceite De Oliva.

¿A que es muy bueno? 
Los huevos. 
Pero del aceite no hablaremos hoy.

Pues eso, hay muchos motivos para atacar o alabar un producto. Y en cuanto a los edulcorantes y azúcares, no nos olvidemos que todos ellos tienen cosas malas. A saber
-          Caries
-          Obesidad (también en edulcorantes ya que el hecho de no llevar azucares confunde al organismo por lo que comes más, ya hablaremos de esto en una semanas...)
-          Cáncer de colon.
-          Acumulación de metabolitos tóxicos (principalmente también debido a impurezas)
-          Irritaciones gástricas (efectos laxantes)

Pero todo depende de la dosis, LA DOSIS, y del metabolismo de cada uno. Es como si te dijera que el alcohol es malo para la salud. Joder ya lo sabes, pues deja de beber. En la alimentación pasa lo mismo. Todo en su justa medida, pero por desgracia no tenemos medida.

Pero espera, ahora mismo estás pensando: ¡has dicho cáncer, has dicho cáncer! Si joder. La fermentación de ciertas bacterias intestinales  siempre tiene un riesgo de cáncer, pero lo tienes también con grasas, proteínas y con cualquier alimento. Pobre bacteria, se ha de alimentar de algo. Incluso ahora hay cierta polémica del uso de probioticos como la Inulina porque parece ser que favorece la tumoración bla bla bla (este no es un blog de citas, si no me crees te piras a otro lado a estudiar de dónde obtengo la info).

En definitiva, el cáncer está ligado más a la cantidad de alimento que tomas que no al contenido del producto, y esto es debido a que cuanto más gordo estés, tu cuerpo ha de trabajar más en “Logística” que en “prevención” y se le descuadran los números. Por lo tanto, una dieta sana es una dieta equilibrada y no copiosa.


Tl:dr pagar por no ir al gimnasio no reduce tu riesgo de mortalidad. Haz un esfuerzo, los tíos están cachas y las tías en mallas. 

domingo, 22 de enero de 2017

La fórmula de la Coca Cola (III)



Recopilación hasta la fecha:

1. No sabes la formula.
2. Si la supieras no sabrías las características de cada ingrediente.
3. Si los supieras no podrías comprarlos.
4. Si pudieras comprarlos con la misma calidad, la formula no te sería rentable.
5. Si por tus huevos la vendes aunque pierdas dinero, realmente no tendría su mismo sabor. 

¡Pero qué dices! piensas. Pues cari, es fácil, no tendría el mismo sabor porque no tendrías su agua.

Sí, es muy importante. El agua de Coca-Cola no es un agua cualquiera. No da leche merengada y tampoco es salada, tolón tolón.

Perdón, vuelvo.

El agua de la coca-cola es tan secreta que no está patentada. Bueno, realmente sí está patentada, pero no es sólo una patente, es un puzle de patentes, y aunque lograras recopilar todas las piezas, lo único que entenderás es que es tan, tan genérico lo que ahí está escrito que ese tratamiento puede ser tanto de un sistema osmótico de casa como de un condensador de cubitos de hielo de la nevera o del calentador de agua para el sistema de calefacción. Dice too y no dice naa.

Vale, no voy a enrollarme mucho más. No sé si te aburres, te deprimes o odias mi forma de escribir, pero voy a ir agilizando el final.

El truco del agua es lograr los mismos electrolitos en todas las partes del mundo. Y esa agua lo usa para todos sus productos.

Y aunque lograras el mismo jodido agua... pues no tendrías su marketing. Porque te juro que si logras el mismo o mejor sabor con un mismo o mejor envase a un precio inferior, mañana coca cola te hace packs de 3x1 al lado de tu lata hasta que te revienten, porque ellos son Coca-Cola y tienen nombre, y tu no.

Y si aun así eso no funciona, pues te queman* la fábrica, y además lograran demostrar que el culpable eres tú porque alegarán que lo hiciste porque tu empresa de colas estaba quebrada y querías cobrar del seguro.

Entonces, si quieres vender Coca-Cola, entra a trabajar con ellos. Porque vender, sólo vende una. Lo demás, porquería.

(*) Querido juez, Coca Cola no te quemará la fábrica, nunca he sido testigo de nada similar. Es sólo una exageración para magnificar el poder de ésta empresa y de la imposibilidad de competir con ella.


Tl:dr son judíos.

PD: me ha gustado eso de desglosar una entrada en 3... de esa forma cubro un mes

domingo, 15 de enero de 2017

La fórmula de la coca cola (II)


Nos habíamos quedado con la cantidad brutal de demanda de ingredientes que requiere esta fórmula. 

Supongamos que logro saberlo todo de uno de esos ingredientes, es decir, quien es el proveedor, las características, precio y volumen. Ole. Por fin tengo la formula real. Voy a ser rico.

Pues nada, me voy a ver al proveedor. Me planto en su puerta, golpeo, me abre, y digo: hooola, que sé que su cola es la de cocacola. ¿Me da un litro?

Bang, en vez de un litro me da un tiro. Uno menos. No mucha gente me echará de menos.

Vale, supongamos que el proveedor es un buen tío y no me demanda por secreto industrial. Y le digo "Me das un litro"

¿Y qué va a decir? "Nene, esta referencia es exclusiva, pero tengo otras cosas para ti"

¿Cómo? ¡No me jodas! Piensas.

Señor por piedad, deme una Coca-Cola
Pues eso amigo, el proceso es exclusivo de Coca-Cola, las materias primas las tiene controladas, por lo que nadie más será capaz de hacerlo. Es decir, que ahora mismo sabemos la formula, las características de su ingrediente, su proveedor y… zasca, no podemos comprarla.

Supongamos que sí, que podemos comprarla o que logramos identificar al tío del primo del suegro de ese que tiene exactamente el mismo producto y por milagros de la vida es 100% igual. Y por fin tenemos el producto. Es más, supongamos que logramos tooodos los ingredientes originales de Coca-Cola (menos el agua, luego hablaremos de esto)

Y hacemos la fórmula

Y nos rompemos los cuernos

Y lo logramos


Y lloramos de alegría

Y besamos a la familia

Y al gato

Y a la vecina del quinto

Que está muy buena

Pero hoy está su madre

Sin dentadura

Así que hoy no nos quedamos

Pero también la besamos porque somos felices

SIIII

¡¡¡¡Sabemos la fórmula!!!!

Y de repente, en tu felicidad empiezas a hacer números...

Y sacas la calculadora

Y tu sonrisa se desvanece

2,5€ la lata...
Y eso sin tener en cuenta inversión en producción, logística, etc. vamos, a pelo, fórmula a pelo. 2,5€ la lata.

Te empiezas a desesperar. ¿Pero cómo es posible? tengo la cocacola!!! He de poder venderla.

Nope.

Y eso no es lo peor que vas a descubrir

(to be continued...)


tl:dr nananana Batmaaaaan

domingo, 8 de enero de 2017

La fórmula de la cocacola (I)



¿En cuánto tiempo te podría hacer una fórmula de cola?
En una semana.

¿En cuánto tiempo te podría hacer una fórmula tipo cocacola?
En un mes.

¿En cuánto tiempo te podría hacer una fórmula como la coca cola?
En 6 meses. Bueno, las pruebas de estabilidad son 3 meses, así que teniendo en cuenta ajustes y errores, dame 6. Es decir, 12 meses.

¿En cuánto tiempo te podría hacer la fórmula de la coca cola?
No puedo.

No, no puedo, y no es porque no la sepa, que no la sé. Lo que sí que puedo hacer es hacer mis colas, pasar tests de panels ciegos con público donde puede que no distinguirían la coca cola de mi cola. Y aunque sé que tarde o temprano los pasará, mi cola no vendería una mierda, pero bueno, de esto trata el post, de por qué nunca conoceremos la fórmula.

Porque la fórmula no solo es un papel donde dice que materia prima usar. Ahhh que te pensabas que la fórmula te dice que poner. Nooo amigo no. La fórmula es mucho más que una simple fórmula. 

Hoy sólo vamos a hablar un rato de los ingredientes. Si te piensas que la coca cola es sólo una fórmula, fíjate en esto. Coges la lata y lees la etiqueta, y dice:
Extractos: que son de canela, cítricos, coca, cola, nuez moscada, canela...
Edulcorantes: azúcar
Agua carbonatada
Bla bla bla (lee coño. No te voy a poner todo)

Supongamos que esto es la fórmula. Falta la proporción, pero aunque la tuvieras, realmente no importa. ¿Por qué? ¿Por qué no importa? Porque no sé qué es cada materia prima. No sé nada aun de cada ingrediente. ¿Acaso el azúcar es siempre azúcar? ¿Acaso vas al super y todos los azúcares son iguales? ¿O las naranjas?

Y ahora es cuando alguien dice: Pues claro.

Claro, pongamos un ingrediente un poco mas fuera del alcance del consumidor cotidiano, el extracto de cola. Y voy al mercado a comprar ahora mismo (no al super, al mercado de ingredientes alimentarios).

Pues voy, y compro y lo uso y… mierda, no funciona.

No amigo no. Mira. Sólo en España se consume más de mil millones de litros de cola al año. Ahora imagina cuanta cola se consume en el mundo... y si el mercado mayoritario es Coca Cola... amigos, ahora viene la pregunta explotacerebos

¿Cuánto extracto de Cola se produce en el mundo?

¿Has entendido mi pregunta? No, la verdad es que no. Te la voy a plantear de otra forma.

¿Existe tanto extracto de Cola como demanda de refrescos de Cola?

No, y no te voy a hacer el cálculo. Pero ahora piensa esto: haz lo mismo con el resto de ingredientes.
No hay tío, no hay tanto, no es posible.

Y ahora explotacerebros 2: el producto es natural.

Bum. Cocacola es natural... 

DobleBum. Y cuesta menos de un Euro

Piensa Mc Fly Piensa.

(To be continued...)


td:dr leelo esta vez, va.

domingo, 1 de enero de 2017

Otro post anti estampitas

Lo orgánico perjudica gravemente a la industria agraria mucho más de lo que pensáis. ¿Y por qué lo digo? Porque el hambre en el mundo que tantos claman al cielo que existe, hace mucho tiempo que hubiera sido erradicado si no fuera por el tercer pecado capital. La Gula.

Porque la gula no sólo consiste en comer mucho. No. La Gula también es comer por comer o comer con una convicción que puede dañar a otras personas. Y los productos bio y orgánicos perjudican, y perjudican mucho más de lo que pensáis.

La base agraria mundial  tiende a infravalorarse económicamente, y hoy en día, Europa concentra la mayor demanda de productos de calidad, y un producto de calidad demanda un sello que calidad que certifique que el ingrediente es de calidad. ¿Conclusión? Que, por ejemplo, el 10% de los campos de cultivos en Argentina se están convirtiendo en productos eco y Bio y otros sellos pero para satisfacer a Europa, no a Argentina ni a América. Y eso sólo en Argentina. En el resto de países pasa lo mismo.

Y de nuevo nos preguntamos, ¿y eso por qué? Pues por pasta, por el dinero, por codicia, y es normal. Si yo tengo un campo de cereal que vendo a un precio fijado por el gobierno y no me da para crecer económicamente, al final buscaré un cultivo más rentable o quizás tan solo es el mismo cultivo que el que me tiene que dar el sello me dice que use su fertilizante que de esa forma lo exporta a Europa y de ahí me saco el doble de pasta.

Y si yo soy el agricultor, yo lo hago sin miramientos. Y si con eso me dicen que perjudico a la economía nacional, digo que se encargue otro de ése problema
Además, si  soy una multinacional que ve crecer la cuota de mercado de éstos productos, pues con mi máximo competidor nos creamos un consorcio que otorgue otro sello con el que cubrir a nuestros productores, de esa forma ellos ganarán un poco más, gastando más y yo no me resentiré tanto económicamente porque al final voy a imputarle un coste mayor al consumidor.

Y medio planeta se muere de hambre porque tú quieres ser guay y tener barba y ponerte una foto en el Facebook de lo bien que comes cosas que no son industriales. Pues no. La culpa de la pobreza es la forma que tienes de consumir. No se puede tener todo, no se puede tener productos de buen sabor, buena textura y buena contribución alimentaria a bajo coste. Pero el problema es que no existe una forma de definir consumo responsable, porque el consumo responsable lo asimilamos a “alejarnos de las grandes marcas” cuando realmente lo que hacemos es fomentar un sistema de consumo que otras empresas imitarán y al final lo que lograrán es que crezca “los que queremos evitar” porque lo acabaran controlando.
Imagen bucólica de esas que te hacen despertar sentimientos...
si es que todo está pensado


Imagínate que quieres ir de agricultor eco, creas una marca, creas un mercado, triunfas. Y mañana tocarán a tu puerta y te ofrecerán una pasta gansa porque tu producto quiere que pase a formar parte de la gran familia. Individualmente tienes un producto de calidad y te haces rico. Globalmente perjudicas al sistema alimentario. Si, puedes negarte, pero no eres eterno y tarde o temprano esa pequeña empresa acabará cediendo. 10, 20, 50 años, qué más da. Además los grandes no se quedarán de brazos cruzados y te copiarán. 

No puedes luchar contra este sistema. Aunque creas que puedas cambiar la corriente de consumo, el agua sigue siendo la misma.

Tl:dr siempre habrá hambre en el mundo.


Y recordad de votar!!!





google-site-verification: google059b46fd1c1fdab4.html